El señor Torner y el espía de Las Orcadas

Imagen de tokamak
Enviado por tokamak en

Foros: 

¡Resuelto por Perfro! Enhorabuena [Solución]

Por tokamak

El temporal azotaba con fuerza monstruosa en Las Orcadas y nubes funestas se arremolinaban sobre el vetusto vapor amarrado al muelle de Stromness. El señor Torner alzó las solapas de su gabardina, se sujetó el tirolés con una mano y se aferró con la otra al pasamano de la vacilante rampa para descender poco a poco a tierra, mientras el viento arrancaba tonos ululantes a las vibrantes jarcias de los pesqueros fondeados en la amplia dársena.

A media altura se detuvo un instante para echar un vistazo alrededor. El apretado caserío, en el que destacaba la aguja de la iglesia, le recordó a algún puerto asturiano, como Lastres o Castropol. Hacia el sur, al otro lado del brazo de mar, se extendía una sierra que se alzaba hasta fundirse con la base plana de las nubes tormentosas.

Un Rover 16, sin ningún tipo de distintivo, le esperaba bajo la lluvia, reluciente como un lustroso escarabajo negro. El chófer, un recluta imberbe, le abrió la puerta y, sin decir palabra arrancó el vehículo, guiándolo sobre los resbaladizos adoquines de Stromness, mientras, en el asiento trasero, Torner meditaba acerca de las razones por las que habría sido requerido, tan perentoriamente, y de forma tan secreta, a esta remota Thule, barruntando hipótesis al respecto.

El automóvil se detuvo frente a un edificio de piedra gris de cuatro pisos. La fachada tenía tres módulos y un pórtico central, flanqueado por dos columnas que sostenían un frontón curvo. El tejado era de pizarra y con buhardillas. Al criptógrafo la construcción le pareció fea y con aspecto de hotelucho de medio pelo. A ambos lados de la puerta se habían instalado garitas para la guardia, protegidas con una fila de sacos terreros.

-Señor, le esperan en el Cuartel General. Sígame por favor. Le dijo el chófer desde la calle, tras abrirle la puerta.

Tras los controles de rigor, fue conducido hasta un amplio despacho del primer piso, donde de inmediato fue recibido por un individuo, de semblante duro e impecablemente trajeado con el uniforme de capitán de navío de la Royal Navy, que le tendió la mano esbozando una seca sonrisa. Los galones dorados de la manga brillaron más que el mortecino alumbrado de guerra.

-Buenos días señor Torner, lamento las prisas y las pésimas condiciones en que ha tenido que hacer el viaje, pero así suelen ir las cosas por Las Orcadas. Sé que, a pesar de todo, sabrá disfrutar de esta tierra y de la hospitalidad que en ella le brindarán los naturales y la Royal Navy. Mi nombre es John Henry Godfrey, y estoy al mando de la División de Inteligencia Naval, el NID.

-Ah sí –apuntó Torner- la Room 39.

-Efectivamente. Bien voy a ir al grano. Sabemos que llevaba un tiempo retirado de sus actividades, pero necesitamos de sus servicios urgentemente. Todo el mundo recuerda su labor durante La Gran Guerra y abrigo la esperanza de que pueda ayudarnos a resolver un inconveniente que tenemos aquí, y que afecta a la seguridad de la base naval de Scapa Flow.

-Creo saber cuál es su problema. –Atajó Torner- Tienen un espía en las islas que constantemente informa al III Reich de los movimientos de la flota y del estado de los buques. El verdadero dilema es que no tienen ni idea de cómo lo hace, y eso es lo que pretenden que yo averigüe. ¿No es así?

El rostro del almirante se ensombreció.

-Pero ¿cómo es posible que esté al tanto del asunto?-dijo con un punto de asombro- Es imposible que exista una filtración en un tema de tan alto secreto.

-Es algo evidente, almirante. Fíjese: en octubre del año pasado un submarino logró introducirse en esta bahía y echó a pique al H.M.S. Royal Oak . La tragedia aún está reciente. No se me ocurre ninguna forma en que haya podido entrar y salir a través de este laberinto, tan vigilado, de canales e islas, con corrientes más rápidas que la velocidad de un sumergible, si no es con información actualizada y precisa facilitada desde el interior. Recuerde que en la pasada guerra dos submarinos alemanes fracasaron en el intento. Y si me han llamado, es que creen que ese informador aún sigue por aquí.

-Ahora bien –continuó- sin duda no me han avisado para registre cada cottage de este archipiélago a la búsqueda de un espía, así que el problema ha de estar en conocer en cómo hace partícipe al enemigo de sus averiguaciones. Porque está bien claro que cualquier emisión de radio no controlada sería localizada por radiogoniometría y silenciada con presteza. Otros medios, como heliógrafos o bocinas, son altamente indiscretos, en tanto que las palomas mensajeras precisan de un palomar desde el que operar, cuyas idas y venidas serían imposibles de ocultar en una comunidad tan pequeña y cerrada como ésta.

-Estoy impresionado -dijo el oficial de inteligencia naval- Los informes sobre sus habilidades no exageraban en absoluto, lleva razón en todos los extremos. Efectivamente podemos localizar cualquier transmisor con presteza, puedo asegurarle que no hay emisoras clandestinas. También hemos investigado las señales infrarrojas. Varios barcos acechan la costa con dispositivos ópticos sensibles al calor, pues sabemos que el enemigo tiene muy desarrollada esta tecnología, pero no nos ha sido posible captar nada, a pesar de la minuciosa vigilancia.

-Asimismo –prosiguió- los hidrófonos no registran señales acústicas. Un sistema viable para comunicarse con sumergibles.

-Otro método investigado consiste en permutar algunos elementos visibles desde el mar, desde un periscopio o un aeroplano. Por ejemplo una ventana puede estar abierta o cerrada, se pueden cambiar de sitio los tiestos del alfeizar, y cosas así. Ni que decir tiene que la vigilancia que tenemos apostada controlando los puntos más visibles descubriría tales maniobras en el acto. Se anota todo cambio de objetos, y se ha advertido seriamente a la población sobre el particular. Por la noche se aplica el oscurecimiento de guerra con todo rigor, y el más mínimo rayo de luz sería detectado por los buques de vigilancia mucho antes que por el enemigo.

-Además –recalcó- de nada le serviría al espía cambiar de sitio dos o tres piezas de ropa de un tendal. Poca información transmitiría así, y sabemos bien que se envían mensajes complejos. Solemos avistar periscopios a pocas millas, y con más frecuencia se deja ver un solitario JU-88 a ras de las olas, que observa de lejos la línea de costa y desaparece antes de la llegada de los Hurricanes. Invariablemente sus radios emiten, un tanto después de abandonar la costa.

-Por fuentes de toda confianza hemos accedido al contenido de alguno de los mensajes captados por esos aeroplanos –Torner se sonrió, pues penetraba el significado de la frase fuentes de toda confianza – y sabemos que tienen unas treinta letras por término medio. Demasiado largos, pues, para métodos improvisados.

-Por los avistamientos de aviones y periscopios sabemos que se emite desde el Oeste de Mainland, lo que, nos permite acotar mucho la búsqueda y deja también patente la impunidad con la que ese granuja se desenvuelve.

-¿Han estudiado la posibilidad de que se trate de un transmisor direccional, que focalice la energía radiada en un campo muy estrecho? Dijo Torner, echando mano de sus amplios conocimientos de radiodifusión.

-Lo hemos considerado -contestó- pero no lo creemos posible. El haz de ondas, a medida que siguiese al avión receptor acabaría incidiendo en algún momento en las antenas de alguno de nuestros barcos, y no me consta que hayamos captado nada así. Y sería verdaderamente difícil que lo captase un submarino.

-Está bien –concluyó Torner levantándose y ofreciendo la mano al oficial- si no tiene inconveniente me voy a hacer un poco de turismo por la zona. Aquí le dejo una lista de cosas que voy a necesitar, espero que le de la máxima prioridad. Sobre todo a esto –dijo señalando varias veces una línea de la lista.

Dos días después, el señor Torner, equipado con botas de montaña, con los bajos de los pantalones metidos por los calcetines y cargando un zurrón con las provisiones y el equipo, comenzó la inspección del litoral de la isla con el mejor ánimo, pues a pesar de sus más de sesenta años conservaba intacta toda su corpulencia y agilidad. Además el salvaje entorno le estimulaba gratamente.

Unas veces, apoyado en un megalito de la Edad del Bronce, vigilaba con los prismáticos el caserío más cercano a la mar. Otras veces, sobre un túmulo neolítico, dibujaba esquemas en su cuaderno de campo bajo la uniforme luz del norte, con la bahía de Scapa Flow y la línea de acorazados a sus pies.

También efectuaba extraños experimentos que observaban con desconfianza los pastores de Las Orcadas: Medía con un fotómetro el albedo de las edificaciones o, si no, contaba las ovejas de prados vecinos, saltando el valladar entre el ladrido de los perros.

Una semana después, en el despacho del archiespía John Henry Godfrey:

-Señor Torner. No sé como agradecerle esta magnífica contribución. Ya hemos detenido al traidor. Es un relojero de Aberdeen, afincado aquí desde hace años. Nacionalista escocés, actuaba por despecho hacia el Gobierno de Su Majestad. No debe saberse jamás que el traidor es un natural de La Gran Bretaña, cuento con su discreción.

-¿Cómo sospechó de esa granja?, allí jamás ocurría nada.

- Precisamente por eso, Almirante. Su proximidad al mar, una calma y una uniformidad cuasi-perfectas, son las cosas que me hicieron sospechar más.

-Un almacén medio abandonado, que sólo se utilizaba para recoger un rebaño de ovejas, al cabo del día. Reconozco que me llegó a desesperar. La nave estaba vacía, con sus amplios ventanales a cada lado, con la mitad de los cristales rotos o llenos de mugre y el suelo hasta los tobillos de excrementos de oveja. Medí su albedo. Conté las hiladas de ladrillos. Los desconchados, los cristales rotos y los lamparones. Pero nada cambiaba. Hasta llegué a contar las ovejas que se estabulaban al día, y el número de claras y oscuras. Pero era absurdo, pues: ¡qué maravillosa y elegante solución habían concebido! Sólo mi vana afición al turismo, lo confieso, pudo, al fin, desentrañar el enigma.

Avispados lectores: ¿Cuál era el método utilizado por el traidor de Aberdeen para transmitir sus mensajes?

 

Magnífico relato

Muy bien ambientado, sí señor.

Por lo que respecta al reto, ya que se ha especificado que no cambiaba nada, ni las ovejas, ni nada de nada, pero sí se hace mención de que el tipo era RELOJERO y NACIONALISTA ESCOCËS, es evidente que el meollo del asunto tiene que ver con ello, o con los relojes o con los dibujos del tartán de los kilts. Desde luego, las diiferentes tramas de la tela se prestarían a un codificación de algún mensaje. Por otra parte, si hubiera un reloj mural en la granja, podría codificarse algún mensaje mediante retrasos o adelantos de la hora, o con la hora a la que se recogían las ovejas. En fin, esto es más difícil que buscar una aguja en un pajar. No he podido evitar acordarme del chiste del viaje por Escocia de un astrónomo, un físico y un matemático.

Pues imagino

Que codificar en base al número de ovejas negras y blancas en una ladera inclinada visible desde el mar con el periscopio. Como imagino que no las pondrían en orden para codificar bits o morse sería simplemente la proporción blancas/negras las que generarían el mensaje. Algo por el estilo de a una hora determinada dejarlas en el prado 5 minutos para un símbolo, recogerlas, sacar las correspondientes al siguiente símbolo, recogerlas... etc, hasta componer el mensaje.

Si es así la solución casi la dejas ya dicha en el relato.

Buf, abrumado estoy

¡Menudo nivelazo de reto criptoliterario!

Ni en mis mejores sueños pensé que Kriptópolis podría llegar a albergar tantos y tan buenos.

Si hasta he tenido que dejar en espera otro retazo de LlamameX!!

Puede ser la luz entonces

Algún tema relacionado con la luz. Hay bastantes pistas al respecto, especialmente referencias al albedo, cosa que hace pensar en que se modificaba de alguna manera la luz que se reflejaba en los ventanales del almacén. Quizás se esperaba a algún momento concreto del día en el que el Sol atravesaba ambos ventanales codificando entonces en mensaje con obturaciones dentro del almacén. Cualquiera que lo viera casualmente quedaría cegado por el sol y no le prestaría atención el tiempo suficiente para detectar nada.

Mensaje preparado

Bien entonces el escocés había dejado el mensaje preparado para la transmisión puesto que no requería su presencia. Eso lleva a pensar en algo en los cristales de las ventanas (una especie de código QR con los cuarterones de los ventanales) incluso componiéndose entre los traseros y delanteros, de manera que sólo serían visibles desde una posición y a una hora determinada.

Cuando he dicho QR

Era por la idea de codificar en cristales más o menos sucios (sumando sucierdad acumulada del cristal de delante y del de detrás) de manera que la diferencia entre ellos solo se manifestara al inicidir el sol desde detrás al amanecer, es decir, en una franja horaria muy estrecha. Ya se que no va por ahí pero la idea tenía su gracia XD.

Datos

"Dos días después, el señor Torner, equipado con botas de montaña (...) comenzó la inspección del litoral de la isla con el mejor ánimo"

Botas de montaña. Observación del litoral. De paso observación de la montaña.

"Unas veces, apoyado en un megalito de la Edad del Bronce, vigilaba con los prismáticos el caserío más cercano a la mar. Otras veces, sobre un túmulo neolítico, dibujaba esquemas en su cuaderno de campo bajo la uniforme luz del norte, con la bahía de Scapa Flow (...)"

Un submarino en la bahía de Scapa Flow ha de poder ver el mensaje. Lo que ha de ver, cuanto más alto esté mejor. Dibujaba esquemas. Construcciones. Piedra. Lo mas interesante, a la suficiente altura y visibilidad, que puede verse desde el agua de la bahía y que Google Earth recoge en Panoramio son los Triangulation Pillar, concretamente los de Akla (http://www.panoramio.com/photo/47565091) y Midland Hill (http://www.panoramio.com/photo/47565080). Si buscamos un poco veremos que existen más pilares de triangulación, en principio visibles desde el mar: http://www.bench-marks.org.uk/bm9139. Cogiendo un mapa sería factible dibujar esquemas, líneas entre ellos.

Y lo del turismo

Lo de la "vana afición al turismo". ¿A qué puede referirse?, Hay numerosas construcciones antiguas alineadas con el Sol, cosa que podría haberle hecho reconocer la alineación de los ventanales de la nave. Sabemos que se emite desde el oeste de Mainland, por lo que al amanecer el sol saldría por detrás de la granja y atravesaría las 2 ventanas siendo visible desde el mar.

La orientación...

El pastor estaría vigilando su rebaño yendo de aquí para allá y como buen relojero con una precisión temporal modificando su ruta. Indicando de esta forma el mensaje. Paseos, paradas y cambios de sentido (este, oeste, arriba, abajo, ...) formarían parte del mensaje.

¿No era Argentino?

De aquí a menos que llevaran pasaportes falsos, claro. Lo raro es que se avenga a trabajar para Su Graciosa Majestad cuando ha espiado en contra de sus intereses en Singapur... Ayayay ese Torner...

Me edito: ¡Español! de aquí, salvo que también mienta a los alemanes... wait! les está ofreciendo un cifrado revolucionario para la época! ¡Este señor es un agente doble!

Posibilidad

Imaginemos una rosa de los vientos en cuyo centro se encuentra la nave donde se guardan las ovejas y cuyos bordes vienen delimitados por la cerca que rodea la finca. Esa misma rosa de los vientos podría superponerse imaginariamente sobre la bahía. La situación de las naves de la flota podría señalizarse a la hora predeterminada en que los alemanes harían la observación mediante, por ejemplo, el rebaño de ovejas situado en una latitud determinada de la finca (Nordeste, Sudoeste, etc.). Si todas las ovejas se encuentran en ese momento juntas gracias a los servicios de los perros pastores se podría indicar que la flota permanece unida, y si del grupo principal de ovejas aparecen separadas gracias a los perros una o varias se podría indicar el número de naves que habría partido y su dirección. Las combinaciones que este sistema permitiría son variadas, incluyendo la participación del pastor-espía, cuya situación también podría indicar algo. Evidentemente el pastor ha de estar presente en el momento en que el enemigo aparezca para observar ya que él es quien ha de dar las órdenes oportunas a los perros para colocar adecuadamente y en tiempo a las ovejas.

A ver si asi

26 letras sin numeros. 26 valores necesitan 5 bits para codificarlos asi que eliminamos cosas raras como la w o la x y lo sustituimos por otros y quitamos vocales por ejemplo hasta reducir el alfabeto a 16 valores, que se codifican con 4 bits. De esta forma 30 caracteres requieren de 64 bits.

El tipo es relojero asi que puede que transmita el mensaje de alguna forma mandando un codigo muy preciso en orden temporal, teniendo sincronizados varios relojes con el submarino.

En cualquier caso, dos relojes tienen capacidad para trasmitir de un plumazo algo de información ya que mm:ss pueden codificar en un momento dado y de forma sencilla 60*60 = 3600 valores distintos. Quitamos la hora porque van a ser fijas en la recogida y soltado de las ovejas.

Supongamos que el tipo manda un codigo cuando entra en el establo tras las ovejas y cuando sale. Es decir, envia 4 mensajes de 64/4 = 16 bits.
Con el minuto segundo tiene tiene 12 bits. Necesita cuatro mas. Si el entra primero antes que una oveja es un 1b, si la primera oveja que entra es oscura o clara es otro bit, si lleva falda o no es otro bit y si se agacha o no antes de entrar es el cuarto (por ejemplo) :D

Voy encaminado???

No, mal

4b por caracter y 30 caracteres son 120 bits, por ahi no va la cosa. Es complejo, no se como se puede codificar "tanta" informacion. Lo mismo para juegos de luces o sombras. Parece que los monolitos pueden tener algo de relevancia, tal vez su sombra pero sigo sin ser capaz de codificar esos, al menos, 120 bits

Curiosidad malsana

Tiene el relato algo que ver con esta historia ?

"El relojero de Scapa Flow"
http://www.u-historia.com/uhistoria/historia/articulos/relojero/relojero.htm
http://www.exordio.com/1939-1945/militaris/espionaje/oertel.html

Gegen Dummheit kämpfen Götter selbst vergebens

Mensajes interceptados

"(...) hemos accedido al contenido de alguno de los mensajes captados por esos aeroplanos (...) y sabemos que tienen unas treinta letras por término medio"

Vale, ¿y qué dicen?. Sería interesante saberlo para plantear más hipótesis.

Por cierto, me pregunto si el agua dejada caer a chorros intermitentes desde una jarra en esas latitudes produce algún efecto, al incidir la luz en ellos, visible a distancia. Lo digo por lo del albedo ese, por la proximidad de la granja al mar, de la uniformidad de la zona, y de que el avión alemán vuela casi a ras de olas.

Ovejas

"Ante sus asombrados bigotes veía pastar a las ovejas del otro lado de los ventanales, mientras el Junker zumbaba en algún momento del día en el horizonte, y pasaba frente a la boca de la bahía, a la vista de la granja, apenas unos breves segundos. Sea como fuere, aquello le bastaba para percibir un mensaje de 30 caracteres."

Si el Sr. Torner podia ver a las ovejas detras de la nave a traves de las ventanas de ambos lados, seguro que el submarino/Junker también... me da que la cosa va de hueco_con_oveja/hueco_sin_oveja (sin olvidar que hay blancas y negras, asi que es ternario, no binario)

Pero no tengo ni idea de como hace el buen señor para poner las ovejas en la posicion adecuada. ¿Ese objeto tan importante no será por casualidad un silbato ultrasonico para mover los perros....? wait, añade hueco_con_perro/hueco_sin_perro :)

La hora

Yo creo que la clave está en la hora a la que entran/salen las ovejas y (tal vez) el tiempo que le lleva. Lo que no me imagino todavía es cómo los combina para poder enviar mensajes de 30 letras. A ver si a alguien más se le ocurre algo.

--
Yo que sé. No me hagan caso. Lean lo que quieran y analicen. (by Sasha)

Páginas

opinar

Texto puro

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Imágenes
Puedes añadir hasta 10 imágenes explicativas a tus comentarios (pantallazos, etc).
Los archivos deben ser menores que 8 MB.
Tipos de archivo permitidos: png gif jpg jpeg.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.