Temerás a la nube

Imagen de squirrel
Enviado por squirrel en

Foros: 

Por squirrel

No es novedad que las tecnologías cloud (nube) tienen defensores y detractores, con posturas ya tratadas aquí, a veces incluso en clave de humor. Lo cierto es que incluso en una comunidad informada sobre las cuestiones de seguridad asociadas como es ésta, las opiniones están divididas. Pues bien, en una nueva vuelta de tuerca al tema, descubrimos que múltiples proveedores como Google, Dropbox o Apple tienen la posibilidad de acceso a unos datos que pocos usuarios darían conscientemente: Desde las contraseñas y claves WIFI guardadas (caso de Google y los usuarios de Android) a los archivos guardados (Dropbox) o al contenido de la mensajería (Apple e iMessage), quedando dichos datos a la merced no sólo de estas empresas sino también a una simple petición de datos de cualquier agencia del gobierno de EEUU.

Si bien en el caso de Google la solución parece ser sencilla (al desactivar el hacer copia de seguridad de los datos del teléfono, se supone que la copia en Google se borra) no deja de ser un ejemplo más de hasta qué punto estamos dando acceso indiscriminado a toda clase de elementos de nuestra vida, muchas veces por comodidad y otras incluso por desconocimiento. ¿Cuántos darían realmente ese acceso si lo supiesen?

En el caso de Android/Google

No se los demás servicios, pero Android lo pone bien clarito: si activas el backup, los datos generados por tus aplicaciones, las contraseñas de WiFi y "otros datos" se almacenarán en servidores de Google. Con no activarlo lo puedes evitar. Pero luego tendrás más trabajo o quizás hasta pierdas información si tienes que cambiar de móvil.

También puedes evitar sincronizar la agenda y el calendario, aunque en ese caso no podrás editarlos ni consultarlos desde un PC.

Lo de siempre: la seguridad y la comodidad son inversamente proporcionales.

Hay mucho cotilla suelto!

Lo de Google ya lo había leído en otro foro y como dice “Andy” se puede desactiva del móvil sin muchas complicaciones. Para sincronizar tu móvil con tu PC puedes usar “Wammu”, y hacerte una copias de seguridad de todo el teléfono móvil, SMS, agenda, notas, llamadas y calendario, además es capaz de comunicarse con Evolution.

Como evitar que Google almacene tus contraseñas de la red WiFi y otros datos.
http://www.adslzone.net/article12594-recomendaciones-para-evitar-que-goo...

Un saludo.

Lo que opino de las aplicaciones en la "nube"

El caso de Google va mucho más allá de lo tolerable: el que indexen nuestro correo privado para "optimizar" la publicidad que nos muestran; el que se guarden cada cadena de búsqueda que introducimos en el buscador; que además del consabido tema del cookie haya un botón para iniciar sesión en Google+ en el mismo buscador y si te descuidas te encuentras muchas veces ya autenticado, con lo que guardan un perfil exacto de nosotros con arreglo al uso que le damos a los servicios de Google...; etc, etc, etc. Es demasiado. A pesar de la menor comodidad, yo hace tiempo que sustituí el motor de búsqueda de Google por Duckduckgo.com que es mucho más considerado con los usuarios. Cifrar los correos puede parecer una solución, pero la NSA siempre se las apaña para tener una potencia de cálculo que le permite estar siempre por delante de los sistemas de encriptación actuales. A pesar de estar usando una clave de 2048 bits, no me siento seguro. Y no es que tenga nada que ocultar, al contrario, es que no me apetece que nadie optimice los anuncios que me intentan colar. Es hora de ir buscando sustituto a Google en todos sus aspectos.

El tema de las tecnologías en la nube es algo que ya se viene anunciando desde hace mucho tiempo (mediados de los noventa como poco). He reflexionado no poco sobre el tema y he llegado a la conclusión de que sea cual sea la comodidad que nos ofrezca, no deberíamos utilizar unos servicios sobre los que carecemos de control. Si lo que se ejecuta en el ordenador de casa nos sobrepasa a veces y se supone que podríamos ejercer un control usando software libre o en menor medida de código abierto, qué se puede decir de lo que se ejecuta en un servidor al cual nuestro acceso es casi nulo. Es de suma importancia que nuestra informática particular se mantenga dentro de los muros de casa. De lo contrario es lo mismo que con el software privativo: le estamos cediendo el control y el poder a terceras personas. Un poder que es a menudo más peligroso de lo que pensamos.

Analicemos un servicio como Pocket. Servicio de lo más cómodo y útil. Estamos buscando y nos topamos con algo interesante pero sin relación a lo que buscamos. Nada más sencillo que enviarlo a pocket y poderlo abrir en otra ocasión desde cualquiera de nuestros dispositivos. Yo mismo lo he usado y parece un uso del todo inocente. Encima no nos cobran por ello. Ahora pensemos un momento: ¿estamos dispuestos a darle a una empresa acceso a un listado de artículos o recortes de temas de nuestro interés sin saber el uso que le pueden dar? ¿Y si fuera al gobierno? ¿Y si viviéramos en China? Eso es conceder a una empresa (que puede tener pocos escrúpulos y que si no cobra por el servicio es porque está obteniendo ingresos de ello indirectamente) un poder sobre nosotros que no debería tener bajo ningún concepto. Nadie es lo suficiente confiable como para recibir de nosotros un poder similar.

En mi opinión, si los proveedores de Internet fueran decentes, el ancho de banda que nos dan debería ser simétrico y deberíamos poder tener un servidor privado o usar nuestro ordenador de casa como tal. De esa forma, podríamos tener aplicaciones parecidas a lo que ahora usamos en la nube y seguirían estando bajo nuestro control. Seguiríamos teniendo lo mismo, pero manteniendo una privacidad real.

Otra razón para no usar aplicaciones en la nube es que dentro de un tiempo, cuando todos dependamos en mayor medida de la nube, podrán empezar a plantearse cobrar por todos esos servicios y nos pillarán indefensos y dispuestos a pagar, porque lo veremos hasta normal. Es el golpe definitivo a la "piratería" (mi opinión es que ser pirata es asaltar barcos y matar a gente). Ya que los programas estarán siempre en un servidor, copiar el programa no será una opción nunca más. Para entonces los ordenadores no serán muy diferentes de una televisión.

"Piratería"

El término "pirata" se empezó a usar de forma extendida en los años 80, cuando había una gran cantidad de emisoras "pirata" que usaban el espectro sin licencia. Era una metáfora en la que las cadenas eran barcos que navegaban sin bandera por el mar de ondas hertzianas. Esto coincidió con la popularización de los radiocasettes y de las dobles pletinas que permitían grabar las emisiones de radio y hacer copias "pirata" de cintas, que se vendían fuera de los canales "legales". Aparecieron los primeros ordenadores domésticos y el duplicado "pirata" de software, como se hacía de la misma forma que el de música, también apareció.

Desde entonces se asocia el término "pirata" a cualquier distribución de contenidos que no se haga por los cauces legales establecidos.

¿Que tú sólo admites la acepción original? Pues vale, pero la otra está también muy extendida y aceptada, incluso en el diccionario de la RAE: http://lema.rae.es/drae/?val=pirata

El término pirata/piratería

No se trata de que yo no acepte el término. Es que no considero que ayudar al amigo o al vecino se pueda comparar con asaltar barcos y matar gente. En toda sociedad sana se da la colaboración entre sus miembros. Es completamente normal que la gente se ayude. Pero desde la aparición del software privativo se ha intentado alienar la sociedad intentando crear muros entre la gente. Haciendo que la gente no se ayude. Todo ello por el simple ánimo de lucro desmesurado de unos cuantos sinvergúenzas sin escrúpulos. Por eso, no es que yo niegue otras acepciones, es que considero esos usos del término "pirata" como pura propaganda para propagar sus mentiras y su malsano concepto de una sociedad donde los usuarios estaríamos aislados y no nos ayudaríamos los unos a los otros.

Hacer copias ha existido siempre. El término del copyright es muy reciente. En la época clásica y en la edad media, los manuscritos se copiaban trabajosamente y era algo lógico y normal. Con el nacimiento de la imprenta ya no era tan costoso copiar un libro, y la gente seguía editando libros de todo tipo sin preocuparse por el autor (si es que se conocía). En el siglo pasado con los ordenadores se le daba al proceso de copia una vuelta de tuerca más y ahora que se puede copiar hasta el infinito con un coste cero es cuando sale gente de debajo de las piedras preocupada por los derechos de autor. En realidad, la mayor parte del dinero se la quedan los distribuidores e intermediarios y el pobre autor se tiene que conformar con de un 10 a un 7 por ciento. Sin embargo las leyes del copyright derivadas del lucro que produce el invento de la imprenta, no se han cambiado. Pensemos una cosa: si el día de mañana surgiera un aparato que permitiera duplicar objetos físicos, la mayoría de las leyes, las cuales hablan de propiedad, deberían cambiar. Sinembargo... esto del copyright sigue y sigue.

Estoy a favor de que el autor cobre. Lo que no trago es que alguien escriba una canción y pretenda vivir toda la vida de ello. El software al fin y al cabo no es muy diferente de una receta de cocina... y sin embargo es impensable que se ponga copyright a las recetas de cocina.

Perdonad por este rollo que nada tiene que ver con este tema.

Compartir, piratear...

¿Sabes cuál es el problema? Que la SGAE y similares, de tanto criminalizar al ciudadano de a pie ha acabado por conseguir su objetivo: que la gente crea que prestarle un CD al vecino o grabar el último capítulo de "El secreto de Puente Viejo" sea piratear. El término "pirata" se refiere a la distribución clandestina de contenidos.

Si tú invitas a tus amigos a comer a casa, no estás montando un restaurante clandestino. Pero si tu recibes a cualquiera en tu casa, les das de comer y les cobras por ello, te puedes meter en problemas, pero el que vaya a comer a tu casa, no está incumpliendo ninguna normativa ni saltándose ninguna ley.

Respecto a todo la batería de argumentos sobre si el creador cobra mucho, poco, si las películas son caras, baratas, buenas o malas ¿qué quieres que te diga? Eso justificaría llevarse los bolsos de Loewe de la tienda de Serrano ¿no? O entrar gratis en el cine, o en el fútbol, o llevarte por la cara los periódicos del kiosko...

Estás cayendo en otra trampa.

Estás cayendo en otra trampa. Creerte que las leyes son sagradas. La ley fiscal es una borriquería diseñada para chuparnos la sangre y seguir chupando del bote (los políticos, claro). Porque no van a recortar gastos tontos como las autonomías, las diputaciones, las embajadas autonómicas... "¡por dios! ¿como vamos a hacer eso? ¡donde metemos a dos millones de enchufados y a casi quinientos mil políticos?" No, recortan en cosas necesarias para la gente y ellos siguen en su chiringuito incrementando la presión fiscal y pasando de los grandes defraudadores.

Mira, si yo le doy de comer a alguien y acepto un dinero a cambio, no estoy haciendo nada que no debiera. Es algo natural que siempre se ha hecho. El problema es que se criminalizan cosas tontas con afan recaudatorio y se pasan otras muchas cosas, por que claro... "somos aforados... ¿cómo vamos a ir a la cárcel?"

No digas tonterías, por favor. Las leyes por definición defienden "lo mejor para la comunidad". Una mala ley será legal, pero nunca legítima si no cumple con esa máxima.

Vuelta a las fuentes?

Ya que los programas estarán siempre en un servidor, copiar el programa no será una opción nunca más. Para entonces los ordenadores no serán muy diferentes de una televisión.

Si hurgas en la historia de la informática, te toparás con el término "mainframe". En ese contexto, un mainframe es un ordenador central que se utiliza por medio de múltiples terminales sin inteligencia accediendo simultáneamente. Los terminales son poco más que una pantalla y un teclado y no sirven para nada si no están conectados al mainframe. Todos los programas y los datos están en discos del mainframe.

El escenario que describes no es muy distinto.

Mainframe

A priori no parece muy distinto. Pero aun en un mainframe el propietario, que suele ser una compañía, tiene control sobre él. Y los usuarios son empleados, cada uno con un acceso adecuado a su puesto. El tema de la nube es aún peor. Los usuarios están más cerca de la palabra víctima que de la palabra usuario y suele suceder que el usuario en realidad no es cliente sino producto.

Alvin Toffler

En "La Tercera Ola", el autor hace unas interesantes previsiones que parece que se están cumpliendo, aunque no exactamente como él las proyectó. Hablaba de los problemas que supone la dualidad "productor/consumidor" y que la tercera ola acabaría dando paso al "prosumidor". Como apuntas, nos estamos encaminando a ser "productos", como tanto se decía en "Operación Triunfo" y tanto recomiendan ahora los expertos en "coaching" para ser atractivos desde el punto de vista laboral.

Pasa lo mismo con las predicciones que veían una vuelta al "trueque" lo que restaría importancia a los intercambios comerciales basados en el capital. Parece que estos intercambios no monetarios no lo son tanto entre particulares como se esperaba.

En el fondo es algo parecido al modelo de negocio publicitario: "te ofrezco televisión a cambio de que veas publicidad durante cierto tiempo".

Con Google, Facebook, Twitter y tantos otros servicios pasa lo mismo: te ofrecen algo a cambio de algo, lo que lleva a que quizás tengamos que replantear el término "gratis" ¿no?

El consumidor

El problema de fondo radica precisamente en la palabra consumidor. Nos ven como bocas que tragan productos y servicios e intentan explotar eso al máximo. La cuestión es que no somos eso. Somos personas. Y a pesar de ello, desprendidas de toda cualidad humana por avaros de la peor calaña, somos sometidos a un bombardeo de información constante como si de cebos y anzuelos se tratara; y somos explotados sin compasión para saciar los intereses mercantilistas de unos y de otros. Los comerciantes han boceado sus productos desde siempre. Pero es que ahora ese boceado primitivo se ha refinado hasta la crueldad más maligna. Se nos engaña con mil subterfugios y se nos atrae al consumo indiscriminado cual delfines en una cala de Japón avocados a una muerte cruel. En nuestro caso es una muerte paulatina del intelecto que cada vez tiene más dificultades para combatir ese refinamiento del que hablo.

Si de verdad existen derechos humanos... no entiendo como este acoso y derribo constante al individuo es permitido. Deberían existir leyes que regularan la publicidad. Leyes agresivas para una publicidad cada vez más agresiva.

Para mi no vale que digan que me ofrecen algo a cambio de algo. Que se haga en abierto, sin engaños y entonces veríamos cuanta gente pasaría por el aro. Qué es esa milonga de las condiciones del servicio. Un texto farragoso que casi nadie lee (cosa sobradamente conocida por todos). Que al intentar registrarte te salga un cartel grande con el siguiente aviso:

"Te ofrecemos X servicio a cambio de que cuantos datos recojamos de tu persona puedan ser usados para nuestro beneficio de la forma que estimemos oportuna y sin previo aviso".

¿Ves los problemas que lleva la dualidad productor/consumidor?

Todos esos perniciosos productos voceados por malignos poderes fácticos son: diseñados por gente como tú y como yo, producidos por gente como tú y como yo, distribuidos por gente como tú y como yo, vendidos por gente como tú y como yo, comprados por gente como tú y como yo, consumidos por gente como tú y como yo y retirados por gente como tú y como yo.

Formamos parte de la cadena y además en varios eslabones, no sólo al final ¿Eso dónde nos deja? Creo que también deberíamos repasar a Erich Fromm y "El miedo a la libertad".

¿Y?

Nadie dice que lo hagas, lo que digo es que esto es algo más complicado que "ellos" y "nosotros". Como excusa está bien: "no puedo hacer nada porque soy pequeño" pero es infantil. Nos falta mentalidad de hormiguero, darnos cuenta del poder que tenemos, y hacerlo pronto porque la cosa puede empeorar mucho.

Hasta hace bien poco, nadie tenía un poder real. La gente manda porque otros obedecen. Es decir, que eso de que el rey lo es por la gracia de Dios está muy bien para las ceremonias, pero la realidad es que el rey es rey porque los demás dicen que lo es (como el chiste de los loros sabios). Para hacer grandes cosas, hacía falta convencer a mucha gente.

Ahora la cosa está cambiando, y gracias a las máquinas y la informática, dentro de poco una persona podrá hacer grandes cosas sin necesidad de convencer a las masas; le bastará con dar instrucciones.

El primer paso se ha dado deslocalizando, y el siguiente será dejarnos a la clase media y baja que nos pudramos. Eso sí, para evitar que nos busquemos la vida y sobrevivamos, nos llevan siglos metiendo en la cabeza ideas que nos infantilizan e individualizan y hacen que nos olvidemos de cómo sacar comida de la tierra y energía del entorno.

Totalmente de acuerdo

Lo llaman nube pero es el típico sistemas centralizado de toda la vida.

Es igual que la vuelta a los sistemas de dos niveles de los móviles tras tantos años con sistemas de tres niveles.

Temerás a «la nube» más que a un «nublao» en la meseta

La Comisión Nacional de Informática y Libertades [ http://www.cnil.fr/ ] solicitó el pasado mes de junio de 2013 el adecuado cumplimiento por parte de «Google Inc.» de la «loi Informatique et Libertés» francesa en un plazo -ya cumplido- de tres meses, a pesar de lo cual y al parecer; dicha corporación ha evitado rectificar sus nuevas políticas de privacidad porque hace una interpretación de las leyes de Francia diferente a la que hace la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) francesa en cuanto al ámbito personal de aplicación de determinados servicios:

«...la société conteste le raisonnement de la CNIL, et notamment l'applicabilité de la loi Informatique et Libertés aux services utilisés par des résidents en France. Elle n'a donc pas effectué les modifications demandées.» [...]

La CNIL y otras Autoridades europeas -entre las que también se encuentra la española [ http://www.agpd.es/ ]-, han hecho causa común y totalmente opuesta a las formas y deontología de determinadas corporaciones informáticas en su interacción con las personas físicas y jurídicas; sobre los datos que estas generan y aquellas almacenan, sobre cómo obtienen su necesario y expreso consentimiento, etc.

Ejemplos:

- No informar claramente sobre el uso que se va a hacer de los datos personales que, de los usuarios, se recoge; dado que estos no podrían conocer de forma precisa cuál es el fin que lo justifica ni la utilización posterior que de ellos se hará.

- Probable combinación de la información personal de un servicio con la información de otros servicios diferentes para poder así utilizar estas diferenciadas recopilaciones para finalidades distintas de las inicialmente informadas. Por lo que, esta precisa ausencia de información, implica un tratamiento de datos ofuscado, deontológicamente abstruso e ilegítimo.

- Tratamientos desproporcionados de los datos personales de los usuarios aún en el caso de que se advierta, mediante una claúsula abusiva en los textos de las políticas de privacidad asumidas, de que los datos recabados en todos los servicios proporcionados, y aunque estos servicios sean bien diferenciados, se podrán utilizar de forma ilimitada tanto en el presente como en el futuro; dado que ello podría dar lugar a confusión y a la ilegítima renuncia de derechos irrenunciables de las personas tanto físicas como jurídicas.

- Injustificada conservación de los datos personales de los usuarios por tiempo indeterminado porque las leyes aplicables en determinados ámbitos territoriales establecen claramente que los datos personales deben ser cancelados una vez cese la finalidad para la que fueron recabados, y no más allá de estos plazos.

- Posibilidad de obstaculización e impedimentos en el ejercicio de sus legítimos derechos por parte de los titulares de estos derechos al ofrecer unas herramientas -de acceso, rectificación, cancelación y oposición- para ejercerlos que se encuentran dispersas o que no están disponibles de manera universal, completa y con las debidas y adecuadas denominaciones en función de la materia de que se trate.

.

También, en relación a lo anterior, me ha parecido muy completo e interesante el artículo publicado hoy mismo en el diario de información 20minutos.es sobre la denuncia que FACUA-Consumidores en Acción [ http://www.facua.org/ ] ha presentado contra «Google Inc.» ya que considera que la compañía estadounidense puede haber vulnerado el «Principio de Seguridad de los Datos»:

http://www.20minutos.es/noticia/1933038/0/google/facua/privacidad/

.

¿Por qué se habrá extendido tanto la ingenuidad?

«Follow the money»

Cuestion de saber elegir

Ah! el binomio seguridad-comodidad! siempre entre nosotros.

Google pone facil, y fomenta, el uso de internet, siempre en su propio beneficio, no lo olvidemos. Pero está en nuestra mano decidir, más entre nerds, que queremos y cómo lo queremos.
En mi caso he optado por utilizar unos servicios en detrimento de otros, o directamente, proporcionarmelos yo mismo. En el caso de la nube, nada más comodo y sencillo: un NAS con omv(Debian) y OwnCloud. Soy dueño de mi nube y de mis datos. Que si, que la NSA tiene las patas largas, no es de hoy, pero dentro del club de los cotillas, son los que menos me asustan. Tengo mucho más recelo de Facebook, Apple, Microsoft y por supuesto, Google, así que tan solo debemos evitar su uso a costa de nuestra reputación e-social, con la contrapartida de una mejor salud de la real.

Pues no sé que decirte...

Lo malo de las medidas de seguridad es que comprobar su correcto funcionamiento da un poco de susto ¿no?

¡Ojo! Que no digo que no vivas más tranquilo con esas medidas que tomas, pero no veo yo claro que te aporten algún otro beneficio.

En cuanto a mis datos más preciados, hace décadas que los tengo en la nube y no me da por pensar en su seguridad, más que nada porque me daría un síncope. Me refiero a mi historial fiscal, a mis datos censales y de participación en elecciones, a mi patrimonio mobiliario, a los justificantes de propiedad de mi patrimonio inmobiliario, a mi historial académico, mi vida laboral etc.

Y si hablamos de cosas más modernas, también tengo en la nube mi perfil viajero, mi perfil de uso de tarjeta de crédito, mis transacciones económicas, mi historial de comunicaciones del último año...

Una posición de clara vulnerabilidad

...quedando dichos datos a la merced no sólo de estas empresas sino también a una simple petición de datos de cualquier agencia del gobierno de EEUU.

Creo que las actuales normas de la Unión Europea (UE), conformada ya por 28 países soberanos, escasamente contemplan la más mínima protección contra las agencias gubernamentales extranjeras y otras organizaciones espurias dada la complejidad que implica readaptar y consensuar los diferentes Procesos de Seguridad Nacionales (PSN) existentes.

Y que, este proceso de adaptación normativa, es un proceso de readaptación mucho más amplio que, con el tiempo, se supone que acabará armonizando y englobando los diferentes Procesos de Seguridad Nacionales (PSN) actuales sin que en ningún momento se deje, ni a los ciudadanos de la Unión Europea (UE) ni a los proveedores del llamado cloud computing, en una posición de clara vulnerabilidad frente a las agencias gubernamentales extranjeras y otras organizaciones espurias.

Dado que para mí es un principio básico evitar siempre que puedo tanto la prisa como la indecisión porque la experiencia vital así me lo ha ido sugiriendo reiteradamente casi sin excepción:

Como ciudadano de pleno derecho de la Unión Europea (UE) informado de las referidas circunstancias normativas; me estaría apresurando si, la revisión en curso de la Directiva y otras normativas sobre protección de datos de la Unión Europea (UE), acaba prohibiendo el acceso de terceros países a los datos personales de la Unión Europea (UE) sin la autorización expresa de las Autoridades de Supervisión europeas.

Tanto como perplejo ante la publicidad persistente de una tecnología que aún me impide constatar si la tal nube es auténtico H²O triestable; simple humo que, como tal, se dispersa; u otra de esas amotos ensín manillar que reiteradamente y sin rubor alguno nos intentan vender una vez sí y otra también... manillar que, dicho sea de paso, nadie parece echar en falta hasta que llegan las curvas; justo cuando ya es demasiado tarde y sólo cabe lamentarse.

Reitero que, como no puede ser de otra manera, también desde mi punto de vista la seguridad es un proceso, no un producto y que, por respeto; procuro no confundir los Procesos de Seguridad (PS) con meros productos mercantiles ofrecidos por empresas privadas porque, como ya dice el acervo refranero, estaría mezclando las churras con las merinas... cosa que uno puede hacer por equivocación en su manera de pensar; pero no a la hora de lidiar con la siempre tozuda realidad porque, entonces, sería como mínimo una actitud irresponsable.

Aún no he tenido oportunidad de informarme bien al respecto, pero estoy convencido de que, mediante la adecuación de los centros locales de datos operados por entidades separadas; ya existen aventajadas estructuras organizativas prudentemente adaptadas a los previsibles requerimientos normativos de la Unión Europea (UE) para que los proveedores del llamado cloud computing, a nivel internacional, no se vean atascados por una gran afluencia de resoluciones y requerimientos locales desfavorables, para que no haya base legal que sustraiga las competencias europeas a las solicitudes de datos de las agencias gubernamentales extranjeras, etcétera. Gracias y saludos al Sitio.

opinar

Texto puro

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Imágenes
Puedes añadir hasta 10 imágenes explicativas a tus comentarios (pantallazos, etc).
Los archivos deben ser menores que 8 MB.
Tipos de archivo permitidos: png gif jpg jpeg.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.